Archivo por meses: abril 2016

5 Formas de ayuda a cuidar tu Corazón

habitos de vida saludable-FINALComo dijo Voltaire, sólo son jóvenes los que se encuentran bien, y una forma de encontrarse bien es ocuparnos de nosotros mismos y nuestro corazón.

Para ellos, os recordamos 5 formas de cuidarlo:

  • NO FUMES. Entre todos los daños que produce el tabaco está su interferencia en la circulación de la sangre así que, olvídate del tabaco.
  • HAZ EJERCICIO. Cualquier ejercicio es buena y beneficioso, desde andar 15 o 30 minutos al día, hasta subir y bajar escaleras, nadar un par de veces a la semana o salir a dar una vuelta en bicicleta. Lo mejor es establecer una rutina y mantenerla durante 21 días para asimilarla, pero si un día no puedes, no lo dejes para siempre, si no que recuperalo cuando puedas. Mejor poco que nada.

cuidando-tu-corazón

 

  • ALIMÉNTATE CORRECTAMENTE. Toma muchas frutas y verduras que te aportarán vitaminas y micro nutrientes esenciales. Incluye frutos secos a tu dieta com osnacks saludables, que son estupendos para el corazón, y destierra la bollería industrial y los excesos de grasas. Un día se puede hacer una excepción pero que lo excepcional sea lo sano no es buena idea.
  • RELÁJATE. Aprende a respirar correctamente, controla tus niveles de estrés y busca técnicas de relajación para los momentos en que lo necesites. Baja tu ritmo de vida y disfriuta de los momentos.
  • VIGILA TU SALUD. Realiza los reconocimientos médicos que te recomiende tu profesional, y si tienes tendencia a sufrir de tensión alta, colesterol o azúcar, adquiere una máquina para poder controlar tu salud en casa y así evaluarlo periódicamente de forma cómoda., porque no conocer algo no significa que no exista.

 

 

habitos de vida saludable-FINAL

Como elegir un desfibrilador

IMG_67280

¿Qué ocurre cuando queremos comprar un desfibrilador para nuestra comunidad de vecinos, colegio, ayuntamiento o empresa? Habitualmente no estamos familiarizados con estos aparatos, desconocemos como funcionan, qué marcas son las más pioneras o que prestaciones tienen así como las necesidades que tenemos que satisfacer.

Al final, la gran mayoría de la gente se decanta por uno u otro en base al precio de compra, al aspecto estético del aparato o la familiaridad con la marca, criterios en cierto modo arbitrarios que en otro producto puede ser totalmente válidos, pero quizá en el DESA deba conjugarse con otros más concretos:

1.- Prestigio de marca.

Igual que ocurre con cualquier producto, una marca conocida y solvente siempre es una garantía de calidad, pero la mayoría no estamos familiarizados con estas marcas pues hablamos, en general, de empresas especializadas en material médico y en desfibriladores para personal sanitario con una línea de desfibriladores externos no sanitarios o bien empresas que han desarrollado casi exclusivamente estos productos.
Las empresas que llevan mucho tiempo fabricando material y tecnología sanitaria suelen ser las que tienen los desfibriladores más modernos y actualizados, pues aplican su experiencia en el campo de los desfibriladores manuales sanitarios para el desarrollo de los no sanitarios.

nihon kodde

 Entre las marcas con mejor tecnología encontraríamos a  las estadounidenses ZOLL y Physio Control, la japonesa Nihon Kohden o la coreana CU Medical Systems.

 2.- Generación el desfibrilador.

 Esto se refiere al número de modelos previos que ha habido en el mercado hasta dar con el actual .

 El hecho de que haya habido varios antecesores supone que estamos ante una empresa que cree en la mejora continua, que investiga para obtener los mejores resultados y que revisa sus productos para dar al cliente la mejor tecnología disponible.

 Además, nos asegura que adquirimos un producto actual cuya vida útil se prolonga respecto a uno que ya, al adquirirlo, sea casi obsoleto.
Cualquier empresa dirá si el modelo ha sufrido modificaciones respecto a la versión previa, si la hubiera, y cuanto tiempo lleva en el mercado dicho modelo.

3.- Facilidad de uso.

Los desfibriladores semiautomáticos están diseñados para que cualquier persona incluso sin formación, pueda ser socorrista si se viera en la necesidad de hacer uso de uno de ellos, por lo que a priori todos son fáciles de usar.
Todos tienen una locución de voz que va guiando al rescatador a través de los pasos a realizar, pero algunos además presentan mayor apoyo como pantalla que marcando los pasos a seguir o ayuda durante el RCP.
LP1000_3_BLS_448x340  Debemos tener en cuenta que cuando alguien sufre una parada cardiaca son momentos de nervios y tensión por lo que la facilidad de uso  del aparato, la intuitividad y toda la ayuda que de el aparato jugarán muy a favor de lograr un rescate óptimo.

 5.- Ligereza y posible transporte del aparato.

 El peso de los desfibriladores así como las dimensiones, suele ser bastante livianos ( entre unos 2 y 4 kg) de tal forma que puedan  desplazarse hasta el lugar del suceso con agilidad pero con la suficiente envergadura como para que se mantenga estable durante su uso.

Si constantemente nos desplazamos a pie con el desfibrilador, este será un factor a tener en cuenta para evitar una sobrefatiga de la persona que lo carga, pero si el desfibrilador se va a mantener fijo en un sitio (como un armario, vitrina o vehículo) y sólo se sacará de su sitio fijo para su uso, este factor no debe ser determinante,  teniendo además en cuenta que un producto con mayor peso y envergadura (dentro de los límites de que hablamos) dará más seguridad al socorrista por percibirlo éste, sin darse cuenta, como más robusto y fiable.

6.-  Facilidad de mantenimiento.

El mantenimiento de los desfibriladores no debería ser algo complicado. Idealmente realizarán un auto-chequeo para garantizar que se encuentran en perfecto estado y sólo deberían requerir su revisión una vez al año como medida de precaución, después de cada de uso y en caso de que sea necesario actualizar algo en base a las normativas de RCP europea.

7.- Caducidad, precio y disponibilidad de recambios.

La fácil disponibilidad de los recambios es un criterio fundamental que alargará los años de uso de su desfibrilador, por lo que adquirir un desfibrilador que vaya ser retirado del mercado o de una marca poco solvente o desconocida puede hacer que, llegado el momento del cambio de repuestos, no tenga acceso a los mismos o su disponibilidad se demore de forma indefinida en el tiempo, haciendo su desfibrilador inservible.
El precio y la caducidad de los recambios también debe ser otro criterio a tener en cuenta; en ocasiones un desfibrilador nos parecerá que tiene un precio muy competitivo sin embargo el cambio de parches y baterías podrá suponer un desembolso de incluso el 50% del precio del desfibrilador, lo que a medio y largo plazo nos supondrá un sobrecoste muy elevado. Podemos establecer en este sentido una analogía con las impresoras caseras cuando el precio de los cartuchos de tinta es tan elevado que a veces resulta más fácil adquirir otra impresora, pero entendiendo que el precio de un DEA no es el de una de estas impresoras y que, además, este consumismo tampoco es lo más recomendable para el cuidado de nuestro entorno.

Debemos además tener en cuenta que los parches deben cambiarse después de cada uso, y que la batería, si es usado, también ve acortada enormemente su vida útil e incluso pudiendo ser necesario su cambio si se han aplicado muchas descargas, por lo que, aunque la vida util de un repuesto pueda ser 2, 3 o 5 años, el azar puede hacer que, en caso de uso, nos veamos obligados a su cambio más a menudo.
El precio de estos recambios no debería suponer más de un 10-15% del precio del desfibrilador.IPAD SP1 CU MEDICAL 

8.- Modalidad adulto-pediátrico. 

Podemos generalizar a que todos los DEA tienen modalidad adulto y pediátrico, entendiendo como uso pediátrico en niños menores de 7-8 años y 25 kg de peso.

En algunos el parches será el mismo para ambos usos y será en el desfibrilador donde debamos cambiar la modalidad a adulto o pediátrico según el paciente que tengamos.

En otros DEA debemos cambiar los parches instalando los de adulto o los pediátricos y en base a eso el propio aparato reconocerá el paciente a desfibrilar.

En principio se recomienda siempre tener preconectados los parches adulto pues incluso en un centro educativo, la probabilidad de que la parada ocurra en un adulto siempre es mayor, pero los parches pediátricos deben ser siempre junto al desfibrilador por si hay que realizar el cambio.aed-lifepoint-automatic-external-defibrillator-heartsaver-nz-ltd-heart-attack-cardiac-arrest-easy-to-use-portable-defibrillator-the-flying-tortoise-002
Dado que este cambio se realiza en 10-15 segundos, no supone una importante diferencia una u otra modalidad salvo casos excepcionales donde haya niños con problemas cardíacos conocidos.

9.- Otros criterios técnicos.

Aunque el personal sanitario probablemente sea lo primero que mire, por lo general, el resto de personas, desconocerán las prestaciones a nivel técnico que nos ofrece un DESA. Dado que es un tema largo que dejaremos para otra entrada, sólo destacar  que entra las cosas más importantes estará la energía o descarga programadas, que es la energía que el aparato suministrará al paciente para conseguir parar la arritmia y que así el masaje cardíaco sea efectivo. Estas descargas pueden varias entre 150 y 300 J en adultos y suelen ser de 50 J en el modo pediátrico. 

 Si tenéis alguna duda a la hora de elegir desfibrilador no dudéis en planteárnoslas, estaremos encantados de ayudaros.