Archivo por meses: septiembre 2017

giphy

¿Puedo ocasionar daños en las costillas si realizo las compresiones? mira que nos aportan los estudios…

rcp reanimacionUna pregunta muy habitual que surge en los cursos de reanimación cardiopulmonar (RCP) es la siguiente:

¿Puedo ocasionar algún daño a la víctima cuando realizo las compresiones?

Primero, decirles que no tengáis miedo ante la posibilidad de romper alguna costilla o de hacerle daño. Tras mi experiencia profesional en cuidados intensivos y unidad coronaria, he tenido la posibilidad de hablar con supervivientes de parada cardiaca y ninguno me dijo nunca: «Ojalá no me hubieran reanimado porque me duele el pecho». Analgésico para el dolor y a seguir viviendo.

 

El objetivo de las compresiones es mantener circulando la sangre y sustituir la función del corazón parado. Por lo tanto, si no realizamos las compresiones torácicas no llegará sangre con oxígeno al cerebro y al resto de los órganos.

La víctima sufrirá daños cerebrales IRREVERSIBLES a partir de 5 minutos si no realizamos la RCP.

Es importante repasar un poco la anatomía torácica antes de continuar, para diferenciar las partes que, en este caso, más nos interesan: el hueso del esternón, los cartílagos costales y las costillas. Las costillas superiores están unidas al esternón por su parte delantera mediante unos cartílagos gruesos, elásticos y duros que son los cartílagos costales.

image2

Los cartílagos costales son barras de cartílago hialino que sirven para prolongar las costillas hacia adelante y contribuir de manera significativa a la elasticidad de las paredes del tórax,  permitiendo la expansión de los pulmones al respirar, sin ocasionar daños o ruptura de los huesos. Esto explica que podamos comprimir y descomprimir durante la reanimación cardiopulmonar.

rcp5Ahora ya sabes que la zona donde se realizan las compresiones afectan al centro del tórax (esternón) y en sus laterales encontramos los cartílagos costales.

 

Pero para contestar a vuestra pregunta de una manera profesional y arrojar un poco de luz a este tema he acudido a la literatura médica:

 

En la literatura, un metaanálisis de 27 estudios demostró que la incidencia de lesión pericárdica después de realizar compresiones cardiacas externas fue del 8,5 %, la fractura del esternón fue del 8,5 % y las fracturas de costillas posteriores a la reanimación fueron del 26 % [1]. También documentan una serie de casos de laceraciones miocárdicas y rupturas de cámara e incidencia de lesiones del sistema de conducción. He incluido el número de pacientes que han recibido la reanimación cardiopulmonar sólo con las manos en ambos supuestos, descartando los datos de lesiones asociadas a dispositivos de compresión torácica.

 

El-Banayosy [2] informó de 113 pacientes sobre los que se han realizado 20 minutos o más minutos de compresiones externas, con una supervivencia del 70 % sin ninguna complicación atribuible a las compresiones externas.

 

Conclusiones: 

La posibilidad de ocasionar algún daño tras las compresiones cardiacas existe, pero dependerá de la calidad de las compresiones cardiacas.

⁃ Si no realizamos compresiones tras una parada cardiaca, daños cerebrales IRREVERSIBLES ocurrirán a partir de 5 minutos.

El mensaje: ¡comprime, comprime y comprime! Hasta la llegada del desfibrilador semiautomático para seguir sus instrucciones o los servicios de emergencia médicas (SEM).

giphy

 

 

 

BIBILIOGRAFÍA:

1. Miller AC, Rosati SF, Suffredini AF, Schrump DS.A systematic review and pooled analysis of CPR-associated cardiovascular and thoracic injuries.Resuscitation. 2014 Jun;85(6):724-31. doi: 10.1016/j.resuscitation.2014.01.028. Epub 2014 Feb 10. Review. PMID: 24525116

2. el-Banayosy A, Brehm C, Kizner L, Hartmann D, Körtke H, Körner MM, Minami K, Reichelt W, Körfer R. Cardiopulmonary resuscitation after cardiac surgery: a two-year study.J Cardiothorac Vasc Anesth. 1998 Aug;12(4):390-2. PMID: 9713724

 

 

Matías Soria.

Departamento de formación.

ANEK S3.

00100_0001005259_1_CAM

DESFIBRILADORES SALVAVIDAS: BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Publicado el DECRETO 78/2017, de 12 de septiembre, del Consejo de Gobierno, por el que se regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario y se crea su Registro. 

Artículo 3 

Espacios obligados a disponer de desfibrilador :

Quedarán obligados a disponer de al menos un desfibrilador en condiciones aptas de funcionamiento y listo para su uso inmediato los siguientes espacios o lugares:

  • a)  Los grandes establecimientos comerciales, individuales o colectivos, cuya superficie comercial de exposición y venta sea superior a 2.500 m2.
  • b)  Los aeropuertos.
  • c)  Las siguientes instalaciones de transporte: estaciones de autobuses y ferrocarril en
    poblaciones de más de 50.000 habitantes, las estaciones de metro, ferrocarril y autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
  • d)  Los establecimientos públicos, con un aforo igual o superior a 2.000 personas.
  • e)  Los establecimientos dependientes de las Administraciones Públicas en poblaciones de más de 50.000 habitantes y con una afluencia media diaria igual o superior
    a 1.000 usuarios.
  • f)  Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas.
  • g)  Los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas.
  • h)  Los centros educativos.
  • i)  Los centros de trabajo con más de 250 trabajadores.
  • j)  Los centros residenciales de mayores que dispongan de, al menos, 200 plazas de residentes.

Artículo 7 

Personas intervinientes: – ¿quién puede utilizarlos?

1. Podrán utilizar los desfibriladores externos el personal sanitario y los técnicos en emergencias sanitarias.

2. También podrán utilizar los desfibriladores todas aquellas personas que estén en posesión de los conocimientos mínimos y básicos necesarios para ello, tras la realización de un programa de formación cuyo contenido mínimo deberá, al menos ser el establecido en la disposición adicional segunda de este Decreto.

3. En el caso de una situación excepcional en la que no sea posible disponer en ese momento de una persona con la formación o titulación necesaria para el uso del desfibrila- dor, el servicio de emergencias a través del teléfono 112 podrá autorizar a cualquier otra persona para el manejo del desfibrilador, manteniendo en todo momento dicho servicio la supervisión del proceso.

Para ampliar información pueden acceder al BOCM pinchando el siguiente link: https://www.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2017/09/14/BOCM-20170914-1.PDF

Proyecto Salvavidas.

Llama e informarte: 911 25 05 00 Más de 5.000 entidades Cardioprotegidas: http://www.salvavidas.eu

 

 

7efBs8WA_400x400

¡MADRID APUESTA POR LA CARDIOPROTECCIÓN! obligada la instalación de desfibriladores.

15895682_1058737897588071_2359415655755455710_o

 

LA COMUNIDAD DE MADRID ESTRENA NUEVA NORMATIVA SOBRE DESFIBRILADORES 
El Decreto regula la instalación y utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito hospitalario creando un Registro de desfibriladores. La Normativa obliga a distintas entidades públicas y privadas a disponer de un sistema de cardioprotección con desfibriladores con el fin de disponer de una red que permita salvar vidas.
Cada año fallecen en España más de 30.000 personas por paradas cardiacas siendo esta la principal causa de mortalidad en nuestro país.  Actuar con un desfibrilador en los primeros 5 minutos tras el suceso aumenta hasta un 70% las probabilidades de supervivencia. Los desfibriladores han nacido para que puedan usarse por cualquier persona con una mínima formación incluso sin ella. Según palabras de Rubén Campo, experto en cardioprotección y fundador de la principal distribuidora de desfibriladores en España, el Proyecto Salvavidas, si hubiera un desfibrilador al lado de cada extintor se salvarían más de 4.000 vidas cada año.
LUGARES CON GRAN AFLUENCIA TENDRÁN QUE DISPONER DE ELLOS

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto definitivo que regula la instalación y el uso de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, así como su registro por parte de la Consejería de Sanidad, tras los trámites preceptivos y el de consulta pública del texto. La norma convierte así a Madrid en región “cardioprotegida”, al marcar la obligatoriedad de la instalación de estos dispositivos en determinados lugares de gran afluencia

Entre ellos, tendrán que tener desfibriladores automáticos o semiautomáticos los grandes establecimientos comerciales, aeropuertos, estaciones de autobuses y ferrocarril en poblaciones de más de 50.000 habitantes; y las estaciones de metro, ferrocarril y autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas. También los establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 2.000 personas; y los establecimientos dependientes de las administraciones públicas en poblaciones de más de 50.000 habitantes o con una afluencia media diaria igual o superior a 1.000 usuarios.

Asimismo, tendrán que tener desfibrilador las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas; los centros educativos; los centros de trabajo con más de 250 trabajadores, los establecimientos hoteleros con más de 100 plazas y los centros residenciales de mayores de más de 200 plazas.
Podrán utilizar los desfibriladores externos el personal sanitario y los técnicos en emergencias sanitarias. No obstante, en el caso de que no se encuentre algún profesional de estos colectivos, y al objeto de aumentar las posibilidades de supervivencia, cualquier ciudadano podrá utilizar un desfibrilador automático siguiendo sus instrucciones, tras haber contactado previamente al inicio de las actuaciones con los Servicios de Emergencias a través del teléfono 112.
Los Servicios de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid registraron en 2016 un total de 1.351 paradas cardiorrespiratorias en la región fuera del ámbito hospitalario, lo que pone de manifiesto la necesidad del uso de este tipo de dispositivos por parte de los madrileños.
2.100 unidades para proteger los centros de la Comunidad
Los organismos, instituciones o empresas que tengan que disponer de un desfibrilador dispondrán de un período de doce meses desde la entrada en vigor del decreto, tras su publicación en el BOCM, para proceder a su instalación. Aquellos que ya dispongan de alguno de estos aparatos tendrán un plazo de tres meses para adaptarse al resto de disposiciones contenidas en la norma.
Las distribuidoras de desfibriladores ubicadas en la Comunidad de Madrid se preparan para la nueva normativa.  El Proyecto Salvavidas ha duplicado las instalaciones situadas en Coslada según comenta Campo, además, ampliamos nuestros almacenes, nuestro stock y ampliaremos desde el 1 de Septiembre la plantilla de trabajadores en un 20%. El Proyecto Salvavidas es la principal referencia del mundo de la cardioprotección en España con un parque de más de 6.000 desfibriladores, gracias a la normativa de la Comunidad de Madrid y las nuevas normativas de otras Comunidades Autónomas el Proyecto Salvavidas tiene como objetivo llegar en los próximos 12 meses a una cifra de 10.000 desfibriladores instalados.
Rubén Campo indica que la nueva normativa en la Comunidad de Madrid hará que se salven muchas vidas todos los años. Un ejemplo reciente lo tenemos en Girona, una provincia con muchos menos habitantes y por lo tanto mucha menor incidencia de paradas cardiacas que gracias a una red importante de desfibriladores instalados han salvado ya 38 vidas.
Uno de los aspectos que más preocupa a las entidades que entren dentro de la normativa es el coste de un servicio de cardioprotección, en el Proyecto Salvavidas se ofrecen principalmente servicios globales con todo incluido, desde el equipo y su mantenimiento hasta la formación y registros, estos servicios tienen un coste mensual que oscila desde los 50 Euros hasta los 80 Euros, no obstante, desde el Proyecto se ofrecen formulas solidarias para poder obtener estos servicios sin coste como son las campañas solidarias de Pulseras Salvavidas muy enfocadas para colectivos como Colegios, clubes deportivos, asociaciones o puntos de venta y Cardiovending, una campaña mediante la cual muchas empresas o Ayuntamientos consiguen desfibriladores y formación sin coste, gracias a que unos pocos céntimos de cada servicio van destinados al Proyecto Salvavidas para que ofrezca sin coste un servicio integral de cardioprotección gracias los acuerdos que el propio proyecto tiene con las principales empresas operadoras de vending.
Campo indica que desde este mes de septiembre, ofreceremos de forma gratuita talleres para conocer el uso del desfibrilador a todas las entidades de la Comunidad de Madrid que tengan interés en disponer de estos servicios de cardioprotección o les exija la normativa.
Recientemente el Proyecto Salvavidas (www.salvavidas.eu) obtuvo el reconocimiento de la Estrella de Oro a la excelencia profesional por el trabajo desarrollado en los casi 10 años de vida del Proyecto.
Info http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Actualidad_FA&cid=1354669325050&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura

Proyecto Salvavidas
Llama e informarte: 911 25 05 00
Web: http://www.salvavidas.eu