Desfibrilador para casa

Desfibrilador para casa | Desfibriladores automáticos para niños y adultos

Cualquier persona es susceptible de sufrir una parada cardiorrespiratoria, pero si añadimos la variable de tener algún familiar enfermo del corazón, la posibilidades de tener un ataque al corazón en casa aumentan exponencialmente, adquirir un desfibrilador para casa aumenta las posibilidades de supervivencia.

 

Desfibrilador para casa, cardio seguridad ante la muerte súbita en el hogar

Los accidentes domésticos son muchos, pero los más mortales pueden ser los que acaban en una parada cardiorrespiratoria, por lo que tener un desfibrilador para casa es de vital importancia. Nuestra vivienda es el lugar donde nos sentimos más seguros y donde pasamos más tiempo a lo largo de nuestra vida, y es en nuestra casa donde existen mayores posibilidades de sufrir una PCR, ya sea por afecciones genéticas, por un atragantamiento, por caídas, entre otras muchas posibles causas de accidentes en el ámbito doméstico.

Las personas más expuestas a sufrir una parada cardíaca en el hogar son los bebés, niños, adultos y ancianos


Las personas expuestas al riesgo de sufrir una parada cardíaca en el hogar son todos los integrantes que habitan la vivienda, con especial atención a los bebés, niños, incluyendo mayores y los adultos. Las estadísticas indican que un 70% de las paradas cardiacas ocurren en los hogares, el 50% de los casos de muerte súbita son presenciados. En España, ocurren 30.000 paradas cardíacas. Recuerda que la muerte súbita ataca repentinamente a cualquier hora, en cualquier lugar y a cualquier persona (incluso si la persona aparenta estar saludable). Comprar un desfibrilador para niños y adultos cardioprotege a todos los miembros de la familia.

 

Desfibrilador para casa con formación en SVB | Cardioprotección en el hogar

 

Un desfibrilador para casa es una solución real para cardioproteger su hogar o sus vacaciones llevándolo consigo cuando viaja con la familia, tengamos presente que un paro cardiaco súbito (PCS) es una situación de emergencia médica, que aparece de forma súbita e inesperada suspendiendo las funciones cardiorrespiratorias de la persona que esta sufriendo una alteración rítmica en su corazón. Sin contar con medidas de reanimación, el paro cardiorrespiratorio produce una disminución del transporte de oxígeno al cerebro, y que posteriormente produce lesiones celulares irreversibles en el cerebro y la muerte.

Para realizar la reanimación cardiopulmonar o RCP en el hogar, ante un miembro de la familia que acaba de sufrir una parada cardíaca, tendremos claro que en definitiva hemos de realizar un conjunto de medidas y  de forma precoz tiempos para mantener las funciones vitales básicas, función respiratoria, circulatoria y la de prevención del daño cerebral, hasta la llegada del desfibrilador y el equipo médico. Aquí el tiempo transcurrido desde el inicio de la reanimación es el factor más determinante para la supervivencia de la víctima.

 

Entrenamiento y equipamiento de emergencia para la reanimación cardíaca en el hogar

 

Ante un PCR la formación y entrenamiento en el uso de un desfibrilador externo DEA / DESA serán de vital importancia a la hora del cómputo total de tiempo empleado en realizar la reanimación con las maniobras de soporte vital básico y la desfibrilación mediante el desfibrilador. El rápido acceso a un sistema integral de emergencias mediante el dispositivo de llamada automática al servicio de emergencias 112 de su comunidad autónoma, donde podemos dar aviso y recibir ayuda del personal sanitario de emergencias médicas que nos atenderá, el cual nos ayudará durante todos los pasos de la reanimación hasta que llegue la ambulancia y servicios médicos que ellos mismos han avisado. La reanimación se inicia con el reconocimiento del familiar, valorando los síntomas y signos vitales, para lo cual no es imprescindible una formación ya que el desfibrilador con sólo abrir la tapa, nos guiará en todo el proceso de reanimación, aunque para prevenir y ahorrar tiempo, es preciso realizar la formación en Soporte Vital Básico y uso de desfibriladores a todos miembros de la familia y empleados del hogar.

En caso de no disponer de esta formación en Soporte vital básico no hay que alarmarse, no pasa nada por que el desfibrilador al pulsar el botón de encendido, nos guiara en todos los pasos automáticamente  y nos guiará en todo el proceso de la reanimación de la víctima, con un desfibrilador en casa ya sea un niño o un adulto, sólo hemos de seguir los pasos que el desfibrilador nos irá indicando, pasos fáciles y sencillos para hacer más llevadera la situación de emergencia médica. Lo principal es iniciar las maniobras de reanimación para sustituir funciones vitales hasta la llegada de la ambulancia que viene en camino.

Es vital la inmediatez del soporte vital básico para reducir la posibilidades de daños cerebrales, aunque en caso de parada cardiaca súbita la desfibrilación temprana es un factor clave para la supervicencia, para poder reducir al mínimo el tiempo en realizar la desfibrilación si fuera necesaria, necesitamos tiempos cortos para aumentar la tasa de supervivencia ante una parada cardiorrespiratoria, cada minuto que pasa las posibilidades de supervivencia de la persona disminuyen un 10%.

La formación en soporte vital básico y DEA, tiene el objetivo principal de adquirir conocimientos para lograr mantener  las funciones vitales, tanto respiratoria como cardiovascular y manejo del desfibrilador.

 

Desfibrilador para casa

para casa

DESFIBRILADOR

Desfibrilador externo automático

DESFIBRILADORES

Pediátricos & Adultos

Desfibrilador automático

Cardio seguros

HOGARES

 

Desfibriladores automáticos para casa | Prevención contra la muerte súbita en el hogar

 

Para cardioproteger nuestro hogar o comunidad de vecinos ante la muerte súbita en niños y adultos necesitamos adquirir un desfibrilador portátil y realizar la formación para su uso por parte de todos los miembros de la familia. Adquirir un aparato de desfibrilación de uso pediátrico y adultos es una elección más rentable para cardioproteger a todos los miembros de la familia. En el hogar podemos aplicar medidas preventivas que reduzcan las posibilidades de sufrir una muerte súbita con la dotación de un desfibrilador automático para casa, que al ser portátiles los podemos llevar con nosotros de vacaciones mientras viaja toda la familia.

Recuerda: 

  1. Al no circular la sangre por el cerebro ocurrirán daños a partir de 3-5 minutos.
  2. Después de 10 minutos es posible que sea demasiado tarde.
  3. Los desfibriladores externos son fáciles de usar y salvan vidas.

Un desfibrilador externo que cardioprotege a todas las personas que tiene a su alrededor, protege lo que más queremos, nuestra familia.

 

 


Imprimir   Correo electrónico