Desfibriladores en vehículos policiales | Policía cardioprotegida

Municipios #cardioprotegidos, ciudad #cardioprotegida, cada vez más ayuntamientos están sensibilizados en la lucha contra la muerte súbita, y muchos cuentan con proyectos de cardioprotección, dotando de desfibriladores DEA en equipamientos municipales, y formando a los trabajadores municipales sobre las maniobras de reanimación y el manejo de un desfibrilador externo.

Entre estos empleados públicos estarían los agentes de la policía local, cuyos vehículos policiales están en continuo movimiento dentro del propio municipio, una excelente forma de cardioproteger las ciudades.

 Los desfibriladores portátiles mejoran considerablemente el tiempo de respuesta, ya que al estar ubicados en vehículos patrulla, su actuación es inmediata.

 

¿Por qué es importante que los vehículos de la policía dispongan de desfibriladores DEA?


Los desfibriladores de acceso público actúan analizando el ritmo cardíaco y tratando la causa principal de la muerte súbita conocida como fibrilación ventricular. El corazón tiembla y es incapaz de bombear sangre de manera adecuada, está sufriendo una arritmia maligna la cual el desfibrilador puede resolver efectuando una descarga para recuperar el latido cardíaco.

Cuando el tiempo de reacción es determinante para la supervivencia de quién acaba de sufrir una parada cardíaca, disponer de un desfibrilador y saber usarlo puede ser la diferencia entre vivir y morir. Por rutinas, conocimiento del municipio y su cercanía los agentes de la policía local suelen ser los primeros en llegar al lugar donde han sufrido una parada cardiorrespiratoria, cada año realizan multitud de servicios humanitarios, y es algo que está muy bien valorado por la ciudadanía, la calidad de los servicios públicos de salud.


¿Cómo actuar ante una parada cardíaca súbita?


Los primeros minutos después de una parada cardiorrespiratoria son vitales, y de los primeros en llegar normalmente son los cuerpos de seguridad, mantener las constantes vitales hasta que llegen los servicios médicoses fundamental para la supervivencia, saber como actuar ayuda ha sobrellevar la situación:

  1. Reconocer si la persona está consciente y si respira con normalidad.
  2. Si no respira hemos de pedir ayuda a quién esté cerca y llamar a emergencias al número de teléfono 112. Mientras llegan los servicios médicos se debe hacer uso de un desfibrilador, el cual se activará con sólo abrir la tapa.
  3. Mientras llega la ayuda del 112, el desfibriladoranalizará a la víctima y nos guiará sobre maniobras y la calidad de las compresiones, instrucciones dadas por voz sobre las maniobras de reanimación debemos realizar.

 Si el corazón está fibrilando el único remedio eficaz es la aplicación de una descarga eléctrica aplicada por un desfibrilador.

 

La instalación de desfibriladores en vehículos de Policía Local y la Guardia Urbana salva vidas

 

La formación continuada y disponer de desfibriladores portátiles favorece que cada año sobrevivan cientos de personas a una parada cardíaca, en gran medida gracias a la vocación de ayuda y dedicación de los agentes de la Policía Local y Guardia Urbana, en aquellos municipios que disponen de un desfibrilador DEA DESA. Son muchas las Policías Locales que cuentan con desfibriladores en los coches policiales, cuentan con agentes formados en RCP y uso de desfibriladores. Citamos algún ejemplo como el de la Policía Local de Sant Adrià de Besòs, que han salvado varias vidas practicando primeros auxilios y usando el desfibrilador portátil del vehículo policial, o como la Policía Local de Sant Antoni de Vilamajor que recientemente han hecho uso del desfibrilador que portaban en el coche de Policía, a consecuencia de la caída de un rayo que afectó a una mujer que paseaba por el municipio, a la que el rayo le provocó una parada cardíaca. 

 

 

Una desfibrilación precoz reduce las posibilidades de sufrir secuelas y aumenta las posibilidades de supervivencia


Una parada cardíaca por muerte súbita es una situación de emergencia, hay que actuar en el menor tiempo posible, llegar al lugar antes de 4 minutos y utilizar un desfibrilador para lograr una mayor supervivencia son factores determinantes que multiplican las probabilidades de recuperación.

 

Un desfibrilador en vehículos de la Policía es una forma de cardioprotección pública, accesible y portátil

Desfibriladores DEA ubicados en las dependencias policiales, en moto, en bicicleta, en Segway, son equipamientos ideales para disponer de un DEA, ya que ofrecen una amplia cobertura para acceder a lugares de pública concurrencia como; playas, ríos, centros deportivos, campings, bares y restaurantes, centros comerciales, eventos multitudinarios, fiestas locales, cabalgata de reyes, festivales de música, actividades deportivas y populares.

Un desfibrilador ha de estar accesible, de manera rápida, ágil, en lugares de difícil acceso, ante una parada cardíaca el tiempo es vida, y los vehículos de la Policía el lugar donde transportarlos. Disponer de desfibriladores portátiles y de personal formado en las maniobras de reanimación cardiopulmonar es fundamental si pensamos en reducir las cifras anuales de muerte por parada cardíaca, cada minuto cuenta.

En el Proyecto Salvavidas dedicamos todo nuestro empeño en ayudar a crear espacios seguros, cardioprotegidos y ofrecer nuestra experiencia como especialistas en la cardioprotección.

 

 

Servicios de cardioprotección Catalunya 
#ProyectoSalvavidasCatalunya
Juan Carlos Rodríguez

 


Imprimir   Correo electrónico