Desfibriladores para aviones con la formación del personal de cabina

Aviación cardioprotegida

Desfibriladores para aviones con la formación del personal de cabina

La razón fundamental para llevar un desfibrilador DEA a bordo de un avión de pasajeros ha sido el tema de mucho debate en las reuniones aero médicas internacionales durante la última década.

Desde su aparición, los desfibriladores DEA han evolucionado mucho, ahora son más pequeños, más ligeros, más económicos y, lo que es más importante, más fáciles y seguros de utilizar.

Como equipamiento de primeros auxilios, los desfibriladores portátiles se utilizan para tratar la fibrilación ventricular (FV), la forma más común de paro cardíaco tratable. La FV es muy común y la tasa de supervivencia es buena si se aplican las medidas oportunas.

La supervivencia de una persona que ha sufrido una parada cardiorrespiratoria depende de la precocidad en aplicarle la cadena de vida, los primeros minutos de una PCR (parada cardiorrespiratoria) son cruciales para la supervivencia de la víctima, ya que cuanto más tiempo pase, menos probabilidades hay de reanimarla, aumentando el riesgo de sufrir secuelas cerebrales si el paro cardíaco dura más de cinco minutos.

 

La importancia de los desfibriladores DEA y la formación en Soporte Vital Básico en aviación

 

Los pasajeros que viajan a bordo de aviones que no disponen de un desfibrilador DEA a bordo y sufren una VF rara vez sobreviven. La reanimación cardiopulmonar sin una descarga eléctrica no es eficaz, teniendo en cuenta que el desvío del avión al aeropuerto más cercano y el posterior transporte al hospital, normalmente puede llegar a una hora o más.

La desfibrilación precoz y la formación en Soporte Vital Básico a la tripulación del avión es el mejor tratamiento ante una parada cardiorrespiratoria en pleno vuelo.

La variedad de las personas que viajan en avión está cambiando, cada vez son más las personas mayores las que utilizan con mayor frecuencia un avión, podemos encontrar personas con afecciones, con más debilidades y condiciones médicas sensibles, porque la población en el mundo occidental está envejeciendo y volar es barato, sin contar que los aviones son cada vez más grandes y los vuelos más largos.

 

¿Qué es un paro cardíaco y el por qué algunas aerolíneas ya llevan desfibriladores AED en sus aeronaves?

 

El paro cardíaco es causado por un ritmo cardíaco anormal que impide que el corazón bombee sangre por todo el cuerpo. Si no se puede restablecer un ritmo cardíaco normal en unos pocos minutos, la persona no sobrevivirá. A veces es posible mantener con vida a las víctimas con maniobras de reanimación cardiopulmonar pero, por lo general, solo se puede restaurar un ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica de un desfibrilador externo automático. 

 

 

Un desfibrilador DEA AED es un dispositivo electro médico, que sirve para restablecer el ritmo cardíaco de una persona que ha sufrido una parada cardíaca. Un desfibrilador se basa en la aplicación de una corriente eléctrica para revertir las arritmias cardíacas rápidas.

Ante una parada cardiorrespiratoria en un avión en pleno vuelo es de suma importancia disponer de este equipamiento, igualmente importante es una correcta formación en soporte vital básico de toda la tripulación del avión.

 

¿Todos los aviones y aeronaves llevan un desfibrilador externo automático (DEA) a bordo?

 

Todas las aerolíneas deben capacitar al personal del avión en primeros auxilios y todas las aeronaves deben llevar botiquines de primeros auxilios, pero no existe una obligación legal para llevar un desfibrilador DEA como parte del equipamiento sanitario de un avión.

Por el contrario en EEUU es obligatorio que todos los vuelos comerciales estén equipados con un DEA desde 2004. Esto se aplica a los aviones que tienen al menos un asistente de vuelo.

Disponer de desfibriladores DEA en aviones, avionetas, helicópteros o jets privados, resulta absolutamente necesario para garantizar un mayor índice de supervivencia ante episodios de muerte súbita en pleno vuelo. Está demostrado qué por cada minuto de demora en aplicar la cadena de supervivencia, existe un 10% menos de probabilidades de que una persona salve la vida.

 

Cada vez más aerolíneas se comprometen contra la muerte súbita añadiendo los desfibriladores DEA a su botiquín médico a bordo

 

Cada año se producen más de 17.000 casos de emergencias médicas en el interior de aviones. Las emergencias más frecuentes son las crisis hipertensivas, fibrilación auricular, infarto de miocardio o parada cardíaca. Por ello, es vital la concienciación de la importancia de disponer de un desfibrilador automático en un avión, para asegurar la supervivencia de un pasajero que ha sufrido una parada cardíaca en pleno vuelo.

Un DEA a bordo evitaría el 65% de las muertes súbitas en vuelos nacionales e internacionales 

 

 

¿Necesitan mantenimiento los desfibriladores para aviación?

 

Al instalar desfibriladores automáticos en aviones, estos se convierten de manera inmediata, en una aeronave cardio protegida. Es importante recalcar que tener un desfibrilador a bordo no basta, sino que, es necesario seguir un mantenimiento preventivo y unas revisiones periódicas.

El desfibrilador es uno de los eslabones de la cadena de supervivencia, lo primero es detectar el problema, lo segundo es realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar, seguido de una desfibrilación. Ya hemos visto qué ante una parada cardiopulmonar, el desfibrilador externo es esencial en un avión.

Por ese motivo, Proyecto Salvavidas pone a disposición del sector aeronáutico, desfibriladores externos número 1 en EEUU y nuestro equipo de formadores en primeros auxilios. Nuestros desfibriladores externos están homologados y tienen el certificado CE, por lo que cumplen con las obligaciones contenidas en la legislación de la Unión Europea.

 


Imprimir   Correo electrónico
Image

Instalación de desfibriladores externos, mantenimiento, recambios, reparaciones, formación y uso del desfibrilador, registro en Comunidades Autónomas.

Dirección:
Avda. de la Constitución 29 
28821 Coslada (Madrid)
Teléfono: + 34 911 250 500
Email: salvavidas@salvavidas.com

Mapa donde estamos