EL BOTIQUÍN EN CASA | Primeros auxilios

Hay productos que resultan imprescindibles en cualquier hogar o empresa, pero a veces, hasta que no se da la necesidad, no nos damos cuenta de ello.

Tener un Manual de Primeros Auxilios puede sernos de gran ayuda en situaciones de urgencia en la que no sabemos muy bien como actuar y sólo recibimos informaciones contradictorias o diferentes que nos confunden aun más, por eso un manual fiable puede ser la mejor y más rápida fuente de información.  Nosotros además recomendamos tener un manual de RCP  por el mismo motivo.
De entre los productos básicos es interesante contar, aparte de con gasas, apósitos, termómetro, esparadrapo y povidona yodada, con guantes que no sean de latex, por las posibles alergias, suero fisiológico para limpiezas nasales y oculares y cremas para las quemaduras, algo más habitual en el hogar de lo que parece y que puede resultar muy doloroso. De cara al verano empieza a ser imprescindible las cremas o las toallitas para las picaduras de insectos, algo que también puede ser molesto o incluso doloroso y que normalmente no solemos tener hasta que  ya hemos sufrido la picadura.
Tanto las vendas elásticas como las bolsas de frío calor reutilizables pueden ser de gran ayuda en contusiones o torceduras, para una primera intervención, pero recordad siempre que en estos casos lo mejor es acudir a un centro médico a que nos valore un profesional.
Las tijeras y pinzas también deberían estar en el botiquín, para una fácil acceso en caso de necesidad.

Una alternativa a las bolsas de frío/calor reutilizables, son las de frío o de calor de un solo uso, que tras darles un golpe fuerte producen el frío o el calor de forma instantánea, lo que en el caso de empresas, colegios y centros deportivos, puede ser de gran utilidad al no tener tan fácil acceso al frío o al calor.
Nosotros además recomendamos tener una mascarillas de RCP ya que es una herramienta muy útil en caso de necesitar hacer una reanimación.

 

En el caso de los medicamentos, dada la recomendación de no automedicarse, deberíamos contar con medicamentos básicos y deberías recordar siempre desechar los caducados o los excedentes una vez terminado el tratamiento, a través de cualquier farmacia.

Otras elementos de interés para vigilar la salud en casa pueden ser tensiómetros, medidores de glucosa, linterna, manta térmica…


Imprimir   Correo electrónico