Normativa sobre desfibriladores externos en Asturias

Regulación / obligación de instalación y uso de desfibriladores externos en Asturias, norma sobre la instalación, el uso y formación sobre desfibriladores, características de espacios cardioprotegidos y mantenimiento del desfibrilador.

 

Normativa que regula los desfibriladores externos en Asturias

El decreto 54/2016, de 28 de septiembre, del Principado de Asturias, tiene por objeto regular las condiciones de instalación y uso de la tecnología sanitaria denomi­nada desfibriladores externos automatizados en el ámbito no sanitario para atender las eventuales paradas cardiorrespiratorias que puedan producirse en su entorno, así como determinar el programa de formación y el procedimiento de acreditación del personal que podrá hacer uso de esta tecnología y de las entidades de formación en esta materia.

 

Según este decreto 54/2016, de 28 de septiembre, del Principado de Asturias, estarán obligados a disponer de un desfibrilador:

Los centros comerciales que tengan una superficie edificada para la exposición y venta al público superior a 2.500 m2.

Las instalaciones de transporte como, aeropuertos y puertos comerciales, estaciones de autobuses o ferrocarril de pobla­ciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a 2.000 personas.

Los establecimientos, locales e instalaciones en que se desarrollen espectáculos públicos y actividades recreativas, con aforo autorizado superior a 750 personas.

Las instalaciones deportivas en las que la afluencia media diaria de usuarios sea igual o superior a 500 personas.

 

Quienes dispongan de un desfibrilador externo, ya sea por obligación o por interés propio, deberán comunicar a la Consejería competente tal disposición indicando los datos del mismo como, fabricante, nombre, modelo, número de serie, lugar de la instalación, entre otros.

Además, se deberá de disponer de dos juegos de parches, señalizar adecuadamente la ubicación del desfibrilador y sus normas de utilización, así como proporcionar la formación necesaria al personal encargado de su manejo y realizar las revisiones y mantenimientos que procedan.

El uso del desfibrilador externo implica la notificación inmediata al servicio de urgencias 1-1-2 con el fin de garantizar la continuidad asistencial y el control médico sobre la persona afectada. También se deberá cumplimentar la hoja de asistencia para remitirla posteriormente a la unidad responsable de la coordinación de atención a las urgencias y emergencias sanitarias.

 

¿Quién puede hacer uso de un desfibrilador en Asturias?

Como es lógico, todo el personal sanitario está capacitado para su uso, pero también aquellas personas que acrediten mediante las correspondientes pruebas de eva­luación los conocimientos y las habilidades necesarias, sin perjuicio del uso no negligente en situaciones extremas de los ciudadanos en general. 

¿Quién puede realizar la formación para usar un desfibrilador en Asturias?

Todas aquellas personas mayores de edad y en disposición del título de Educación Secundaria Obligatoria, Graduado Escolar o equivalente que esté interesado en dicha formación.

Los cursos deberán ser impartidos por una entidad autorizada por la Consejería, con una duración mínima de 6 horas para un máximo de 24 alumnos por instructor en la parte teórica y de 8 en la parte práctica, siendo válida la acreditación para 3 años, debiendo renovarla después con un curso de 3 horas.

 


Imprimir   Correo electrónico