Normativa de Castilla León sobre desfibriladores externos

Legislación sobre desfibriladores externos en la comunidad autónoma de Castilla León, norma para su uso, formación y los espacios cardioprotegidos 

 

Normativa de la comunidad autónoma de Castilla León sobre la instalación y uso de los desfibriladores externos


La legislación para el uso de desfibriladores en la comunidad autónoma de Castilla León, por el que se regula su uso por personal no sanitario está regulado según el Decreto 9/2008 de 31 de enero.
El objetivo de esta norma es regular los requisitos para la instalación y uso de desfibriladores externos por personal no sanitario, requisitos para la formación del personal y de las entidades o empresas encargadas de impartir dicha formación sobre el uso de desfibriladores externos, además de las tareas de inspección, control y creación de un registro, relativo al uso del desfibrilador.
Este decreto, considera personal no sanitario todas aquellas personas que no estén en posesión del título de Licenciado en Medicina o Diplomado en Enfermería

 

Requisitos y obligaciones para la instalación o el uso de un desfibrilador externo en Castilla León


Las entidades o empresas que deseen instalar o que dispongan de un desfibrilador externo, para su uso por personal no sanitario, deberán disponer de un espacio visible y señalizado para su ubicación, tener identificada la marca, modelo y número de serie y estar autorizadas e inscritas en el Registro relativo al uso de DESA por personal no sanitario de Castilla y León. Deben garantizar su conservación y mantenimiento, siendo responsable el titular de la empresa o entidad. Podrá hacer uso de los DESA aquel personal no sanitario con la formación adecuada, que esté en posesión de la autorización regulada por el presente Decreto e inscrito en el Registro relativo al uso de DESA por personal no sanitario de Castilla y león. Podrá hacer uso de los DESA aquel personal no sanitario que tenga una autorización de otra comunidad autónoma, y que esté inscrito en el Registro antes mencionado.
Cada utilización de un DESA conlleva la obligación de contactar con el teléfono 112 y la elaboración de un informe que se remitirá, en un plazo máximo de una semana, a la Dirección General de Planificación, junto con la información del episodio registrado en el DESA.
La Dirección General de Planificación será la encargada de autorizar la instalación del desfibrilador y a los 5 años realizará una inspección para renovar o no, la autorización de seguir instalado el desfibrilador.

 

Requisitos para impartir formación sobre el uso de desfibriladores en Castilla León


Las entidades o empresas que deseen impartir formación relacionada con el manejo de DESA por personal no sanitario deberán, estar en posesión de autorización y estar inscritas en el Registro relativo al uso de DESA por personal no sanitario de Castilla y León
El personal docente que imparta la formación debe disponer de acreditación o certificación como instructor en soporte vital básico o avanzado.
Las entidades o empresas que impartan la formación, tras la realización y superación de las pruebas de evaluación correspondientes, entregarán la documentación de aprovechamiento de la misma a la Dirección General de Planificación y serán las encargadas de emitir la certificación, que será válida durante dos años y a los dos años, se deberá realizar un reciclaje.
La formación inicial será de una duración de 8 horas y deberá ser impartida por un instructor acreditado por cada 8 alumnos y deberán realizar un reciclaje los alumnos cada dos años con una duración de 4 horas.

 


Imprimir   Correo electrónico