Atragantamiento de bebé o niño

¿Sabrías como actuar ante un caso de atragantamiento en un bebé o niño?

En el año 2017, 2.336 personas murieron en España a causa de un atragantamiento. Tengamos en cuenta que por accidentes de tráfico fueron 1.943 personas.

La mejor forma de poder ayudar a alguien que está sufriendo un atragantamiento es la conocida como maniobra de Heimlich.

Todos deberíamos conocer como se realiza esta maniobra, desde nuestros cursos, orientados tanto a primeros auxilios en empresas o particulares, podéis aprender esta y muchas otras técnicas.

El 90% de estos casos de atragantamiento que se dan en nuestro país, se producen en personas mayores de 65 años que padecen disfagia, que es una dificultad para tragar síntoma de otras enfermedades o de haber sufrido con anterioridad un ictus.

Pero no podemos olvidarnos de los más pequeños. Los atragantamientos en bebés y niños pequeños están entre las tres muertes más comunes en la infancia.

Dentro de los alimentos más peligrosos para los niños, nos encontramos con los caramelos duros, y por detrás a golosinas con consistencias.

No olvidemos, que muchos atragantamientos se dan por objetos y no poder alimentos, como pueden ser caninas o pequeñas partes de juguetes.

Desde nuestros cursos también os enseñamos a realizar la maniobra de Heimlich así como una RCP en niños y bebés.

¿Qué hacer ante el atragantamiento de un bebé? 

  • Sostener al bebé bocabajo en el antebrazo, sosteniendo en todo momento la cabeza del bebé.
  • Dar 5 palmadas entre los omoplatos del bebé con la base de la palma.
  • Si aún así, el objeto que se ha tragado el bebé no sale, se le da la vuelta al bebé y se aplican cinco compresiones con los dos dedos en su pecho.
  • Debemos alternar estas dos técnicas, de compresiones y palmadas hasta que el bebé pueda expulsar el objeto que se ha tragado
  • Si el bebé pierde la conciencia, debemos empezar a realizar la RCP.

 

 

¿Qué hacer ante el atragantamiento de un niño?  

  • Ten claro si esta sufriendo un atragantamiento el niño.
  • Arrodíllate detrás del niño y rodéalo con tus brazos de tal forma, que las manos queden en la parte delante de su cuerpo.
  • Forme un puño con la mano y coloque el pulgar levemente por encima del ombligo.
  • Agarra el puño con la otra mano y realice compresiones rápidas hacia arriba y hacia dentro del estómago del niño.
  • Siga las instrucciones hasta expulsar el objeto y hasta que el niño pueda respirar, toser o llorar.
  • Si el niño pierde la conciencia, realice la RCP.

 

¿Qué tienen en común ambas circunstancias?

Si no conseguimos llegar a tiempo para sacar del niño o del bebé ese objeto. Perderá la conciencia y tendremos que aplicar la RCP.

Por esta razón, desde Proyecto Salvavidas, damos tanta importancia a la masificación del aprendizaje de la RCP.

Debería enseñarse en todos los colegios, por esta razón, tenemos una iniciativa solidaria, a la cual hemos dado el nombre de “Pulseras Salvavidas”. Mediante esta, se puede conseguir un desfibrilador gratis, simplemente con la participación de alumnos, profesores y familiares. Nosotros enviamos unas pulseras al centro y este las vende por 3€. Con el dinero recaudado tienen la posibilidad de conseguir recompensas, como un desfibrilador gratis o formación en SVP para profesores. 

Muchos han sido ya los centros educativos que han conseguido cardioprotegerse sin coste por toda la geografía española.

No pierdas la oportunidad de hacerlo, ¡Juntos salvamos vidas!


Imprimir   Correo electrónico