El nuevo Coronavirus - Resolvemos Dudas

Los coronavirus son un tipo de familia los de virus que suele afectar normalmente a los animales. En ciertas ocasiones puede haber transmisión con los humanos. Hay muchos tipos de coronavirus, y todos ellos cuando afectan a una persona, esta va a cursar con una clínica propia de resfriado.

El Nuevo Coronavirus

Actualmente en 2020 está activada la alerta epidemiológica por una detección de un coronavirus en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019. Se inició por la detección de 27 casos de neumonía de causas desconocidas, empezando la sintomatología clínica a fecha 8 de diciembre de 2019. El nexo común fue la exposición en un mercado donde se comerciaba con marisco, pescado y animales vivos de esta misma ciudad. El 7 de enero de 2020 los científicos chinos identifican el tipo de virus y lo catalogan como “nuevo coronavirus”, 2019nCoV. Actualmente hay varios países con personas afectadas por coronavirus además de China como Tailandia, Japón, o Corea del Sur.

A ciencia cierta se desconoce realmente el método de transmisión real de este tipo de virus y su gravedad. Se estima que tiene una tasa de letalidad cercana a un 3%, en concreto un 2,9%. En relación con otros coronavirus se estima que este tipo de transmisión es por las gotas respiratorias de más de 5 micras de tamaño y por el contacto con las secreciones infectadas. Respecto al tema de incubación de la enfermedad se piensa que es alrededor de 2 a 12 días aunque algunas evidencias indican que podría llegar hasta las 2 semanas.


Origen

Puesto que aún faltan muchos datos por conocer, se piensa que el origen inicial haya sido un foco animal que lo ha transmitido a un ser humano. Muchos coronavirus tienen la capacidad de transmitirse a los humanos.

Síntomas

La clínica típica de una infección por el nuevo coronavirus 2019-nCoV, son síntomas catarrales típicos como la tos, el dolor de garganta, fiebre o disnea. Si el paciente presenta antecedentes como puede ser inmunodepresión, o afectaciones cardíacas o pulmonares, puede cursar con cuadros más graves como neumonía, insuficiencia respiratoria grave, insuficiencia renal y en el peor de los casos la muerte.

Transmisión

Respecto al modo transmisión del coronavirus, en relación a otros virus de la misma familia parece ser que es con el contacto directo con animales o personas infectadas a través de las gotitas de saliva que salen al toser o hablar con un tamaño de más de 5 micras, o bien por el contacto con de estas secreciones con mucosas como es la boca, la nariz o los ojos.

Aunque la enfermedad se está transmitiendo por el contacto de persona a persona, en un primer momento los datos indican que no tienen un alto componente contagioso, como ya se ha dicho, se requiere de un contacto estrecho con las secreciones de la persona infectada y es poco probable que esta transmisión se produzca a través del aire a distancias superiores a uno o dos metros, ya que el propio peso de la gota infectada por el nuevo coronavirus 2019-nCoV no llegaría a entrar en contacto directo con otra persona.

En un primer momento como en la mayoría de las infecciones víricas, el tratamiento es sintomático, esto quiere decir paliar los signos y síntomas. El uso de antibióticos no está indicado frente a infecciones víricas ya que de esta manera provocamos un aumento en la resistencia farmacológica de algunas bacterias.

A fecha 5 de febrero de 2020 no nos encontramos con ningún caso positivo de nuevo coronavirus 2019-nCoV, pero si es verdad que aquellas personas procedentes de esta ciudad pueden provocar la importación de casos. Extremar las medidas de precaución en aquellas personas procedentes de esta ciudad y que presenten clínica de infección respiratoria.

Medidas de Protección

Las medidas universales de protección individual frente a infecciones de vías respiratorias se incluyen la higiene de manos frecuente bien con agua y jabón o solución alcohólicas, haciendo especial hincapié después de un contacto directo con personas enfermas o su entorno. Si sospechamos que existen signos de afectación respiratoria como podrían ser la tos o los estornudos, evitar contacto estrecho con la persona afectada. A la hora de toser o estornudar es importante cubrirse la boca y nariz con un pañuelo desechable y a continuación proceder al lavado de manos.

Por el momento en nuestro país no es necesario precauciones especiales más allá de las habituales con alimentos o animales. El Ministerio de Sanidad mantiene informada a la red de Alertas con actualizaciones periódicas también accesibles al público (https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/alertActu.htm), además se ha elaborado un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos.

Referencia

Ministerio de Sanidad, Dirección General de Salud Pública, Calidad e innovación.

Imprimir   Correo electrónico