La gata se cuela en la lavadora y logra reanimarla practicándole RCP

La rápida actuación de su dueña ayudo a su mascota a recuperarse

 

Una joven pudo salvarle a su gata después de que quedara atrapada durante 20 minutos en la lavadora. Este descuido casi le cuesta la vida a su mascota, por suerte, pudo reponerse.

Según informa el diario británico Mirror, Courtney Drury, la dueña, no se percatóde que Posey, la gata, se había metido en la lavadora. Sin realizar la revisión oportuna, la joven puso en marcha el programa de lavado con la gata, de tan solo 3 meses, en el interior. Comenzó entonces una dura experiencia para Posey, ya que se encontraba dando vueltas dentro del electrodoméstico.

Una gata milagro

Tras unos cuantos minutos, la mujer escuchó maullar a la joven gata. El maullido provenía del interior de la lavadora, lo que hizo que se paralizara por unos instantes el corazón de Courtney. Entró en pánico, comenzó a llorar al ver lo sucedido. Por suerte para la gata, esta joven fue capaz de reaccionar a tiempo y no dejar que el miedo la paralizase. Sacó a la gata de la lavadora, sin vida, y comenzó a hacerle una reanimación cardiopulmonar (RCP). Por suerte, la dueña tenía conocimientos sobre primeros auxilios, gracias a que recibió formación en su empresa unos meses antes. De esta forma, quiso aplicar la aprendido a su pequeña compañera. 

“Había escuchado un ‘miau’ pero no encontraba a la gatita. No fue hasta 20 minutos después cuando vi que estaba en la lavadora. Abrí la puerta y ella cayó junto con la ropa mojada”, cuenta Courtney.

“Comencé a hacerle RCP y luego escuché un pequeño maullido”. Posey fue llevada de inmediatio al veterinario, que le dio oxigeno. A las pocas horas, mejoró y ya está de vuelta en casa. “El veterinario dijo que nunca había visto algo así. Me comentó que, si no hubiera hecho RCP, Posey no habría sobrevivido”. 

Final feliz

Según relata la dueña, la noche del lunes fue agónica para ella y para su hija, de tan solo 4 años de edad. La gata empeoró y se temían lo peor. Por suerte, la gata consiguió revertir esta situación, y ha vuelto a su vida normal, con una excelente recuperación.


Imprimir   Correo electrónico