Recomendaciones para realizar la RCP durante el COVID-19

Durante las maniobras de RCP, existe riesgo de infección cruzada, particularmente asociada con la respiración de rescate; ante la pandemia del COVID-19 deberemos extremar las medidas de prevención y seguridad.

El Consejo Europeo de Resucitación, en sus recomendaciones para la Reanimación Cardio Pulmonar del 2015 actualmente en vigor, en aras de mantener la seguridad del reanimador, dejaba a elección de este la posibilidad de realizar insuflaciones (boca a boca a razón de 30 compresiones por 2 insuflaciones) o efectuar sólo compresiones torácicas a razón de 100-120 compresiones por minuto. Esto se ha informado en todas las formaciones que desde Proyecto Salvavidas se imparten habitualmente. 

Cada vez que se lleva a cabo la RCP, particularmente en una víctima desconocida, existe un cierto riesgo de infección aunque normalmente, este riesgo es muy pequeño si se compara con la inevitabilidad de que una persona en paro cardíaco muera si no se brinda asistencia.

 

Ante la pandemia de COVID-19 y tener que realizar las maniobras de RCP, es muy importante extremar las precauciones y seguridad del reanimador ante el contagio del coronavirus

 

Actualmente, en plena crisis de Coronavirus (Covid-19), todos los reanimadores, sean personal sanitario o no sanitario actuando como primer interviniente, debemos extremar las precauciones y seguridad personal en caso de necesitar realizar una RCP en entorno prehospitalario ya sea en un domicilio, en tu comunidad de vecinos, ayuntamiento, supermercados y aquellas instalaciones que tienen que seguir abiertas ante el estado de alarma.

 

¿Cómo realizar la RCP durante la pandemia del COVID-19?

 

Siguiendo lo pautado por el Consejo de Resucitación del Reino Unido, que ha realizado una modificación de su protocolo para RCP en entornos comunitarios extrahospitalarios, desde Proyecto Salvavidas hemos realizado una adaptación del mismo para las situaciones que os pueden surgir en los sitios mencionados. 

Pasos para realizar la Reanimación Cardio Pulmonar durante la pandemia de COVID-19:
 

  1. Ante una situación de parada cardiaca, reconozca la parada cardíaca buscando la ausencia de signos de vida y la ausencia de respiración normal. No escuche ni sienta la respiración colocando la oreja y la mejilla cerca de la boca de la víctima. Si tiene alguna duda sobre la confirmación de la parada cardíaca, comenzar las compresiones torácicas por defecto hasta que llegue la ayuda.
  2. Asegúrese de que una ambulancia esté en camino. Si se sospecha de COVID 19, dígales cuando llame al 112.
  3. Si se percibe un riesgo de infección, los rescatistas deben colocar un paño /toalla sobre la boca y la nariz de las víctimas e iniciar RCP solo con compresiónes torácicas. Si tiene acceso a un DEA en su comunidad de vecinos o instalación realice una desfibrilación temprana hasta que llegue la ambulancia (o equipo de atención avanzada). Recuerde, junte las manos en el medio del peche y empuje con fuerza y ​​
  4. El uso temprano de un desfibrilador aumenta significativamente las posibilidades de supervivencia de la persona y no aumenta el riesgo de infección.
  5. Si el rescatador tiene acceso a equipo de protección individual (EPI) (por ejemplo, mascarilla FFP3, guantes desechables, protección para los ojos), estos deben usarse.
  6. Después de realizar RCP con compresión solamente, todos los rescatistas deben lavarse bien las manos con agua y jabón. Gel de manos a base de alcohol es una alternativa conveniente.


*fuente: https://www.resus.org.uk/


Imprimir   Correo electrónico